icon
icon

Las Formas

Los diamantes son cristales naturales, los cuales se ofrecen, tras procesarlos en las siguientes formas, eligir tu forma favorita puede ser difícil, esmeralda, cojín, corazón… 

icon
icon 

Redondo

 El diamante redondo brillante es el más popular y quizás el más avanzado técnicamente de todas las formas de diamante. , el brillante redondo, con sus 58 facetas, tiene unas proporciones y simetría perfectas para maximizar la brillantez y el fuego de un diamante. Esta calidad superior, por lo tanto, permite a las personas interesadas en brillantes redondos ser muy flexibles en cuanto a las demás cualidades de su diamante: color, corte y claridad
icon
icon

Princesa

 El diamante princesa es la forma más popular siguiendo al brillante redondo y generalmente es cuadrada, aunque también puede ser rectangular. La forma princesa fue creada en la década de 1980, y muestra el mismo alto grado de brillo como el brillante redondo. Es una alternativa única y distintiva al popular brillante redondo. Es importante que tenga en cuenta que al considerar los niveles de color y precios, a veces, un nivel de color más bajo en un diamante de forma princesa presenta colores visibles en las esquinas de la piedra
icon
icon

 Asscher

 Los diamantes Asscher son casi idénticos a los diamantes esmeralda excepto por sus mayores peldaños en facetas, esquinas de corte dramático y forma cuadrada. También, debido a sus proporciones, generalmente tiene más reflexión de la luz y fuego que un diamante de forma esmeralda. tiene un cierto aire antiguo, elegante
icon
icon

 Cojín 

 La forma cojín cuanta con esquinas redondeadas y presenta ahora facetas más grandes, lo que incrementa la brillantez de la piedra. Puede también notarse que la forma cojín es una elección popular para diamantes fantasía coloreados, dado que el color es desplegado uniformemente a lo largo de la piedra.
icon
icon
Radiant  La forma radiante fue el primer diamante de forma rectangular en tener una forma de faceta brillante utilizada tanto en la corona como en el pabellón, ofreciendo una pieza más luminosa y brillante que la forma esmeralda. La forma radiante nació hace más de veinte años y es considerada como el padre de los diamantes de “corte fantasía”. 
icon
icon
Esmeralda El corte esmeralda no es un corte brillante, sino que dispone de una gran tabla abierta con peldaños. El corte esmeralda es tradicionalmente rectangular y la mayoría se asemeja mucho a la forma natural del diamante. A pesar que el diamante de corte esmeralda no es tan brillante como los de forma redonda o princesa, se considera como un corte elegante, clásico en estilo y menos “llamativo” que otras formas.
icon
icon

 Corazón

 Son una forma modificada de los diamantes brillantes y pueden variar en largo y ancho.

La hendidura en cualquier diamante bien cortado de forma de corazón debe ser afilada y bien definida. Además, los diamantes de forma de corazón, similarmente a los de forma princesa, pueden presentar impurezas de color en sus esquinas.
icon
icon

 Marquesa

La forma del diamante marquise fue presuntamente inspirada por la boca de la hermosa Marquesa de Pompadour. , la forma marquise ofrece también un alto nivel de brillantez y reflexión de la luz, y debido a su largo y delgado marco, los diamantes marquise suelen ser a menudo colocados en compañía de piedras laterales
icon
icon

Oval

Los diamantes ovalados son una forma brillante redonda modificada. A la vez que esto significa que cuenta con un alto nivel de brillantez, si la piedra no es de un corte de primera, existen grandes probabilidades de encontrar una franja oscura en el centro de la piedra 
icon
icon

Pera


Los diamantes en forma de pera son también una forma brillante modificada, una combinación de las formas redondas y marquise. Es también conocida como forma de lágrima debido a su fondo redondeado y lados en forma de cono que terminan en un mismo punto

< <<<